El distrito planea entregar a los padres reglas que definan quién es elegible para el derecho de antigüedad en los nuevos límites de asistencia para fin de mes.

El comité escolar aprobó las reglas que guían los cambios para los alumnos de quinto grado el lunes por la noche antes de enviarlas a todas las familias.

“De ninguna manera son permanentes estas reglas; podemos regresar y darnos cuenta de que nos olvidamos de algo dentro de un mes ”, dijo el presidente de la junta, Noah Roberts.

Cuando se abra una nueva preparatoria en el otoño de 2020 y otras cuatro escuelas cambien de lugar, 76 estudiantes actuales de quinto grado estarán en nuevas áreas de asistencia. La junta votó el 7 de septiembre que se les permitirá a los padres de esos niños seleccionar si su estudiante permanecerá en su escuela actual o no.

Los hermanos que están en los grados menores, no califican para la opción de derecho de antiguedad con su hermano de quinto grado, y se requerirá que esos estudiantes de quinto grado vayan a su escuela secundaria asignada el año siguiente, independientemente de los límites escolares en los que se encontraban antes de que los nuevos entrarán en vigencia.

Los padres que estén interesados en abogar por su hijo de quinto grado deben informar al distrito antes del 1 de diciembre, según las pautas, para que se puedan planificar rutas de autobús y clases para el próximo año.

El distrito planea comunicarse semanalmente con los padres afectados por el cambio que aún no han respondido al formulario de derecho de antiguedad en línea y se comunicarán por correo electrónico durante octubre y principios de noviembre.

Las reglas no se aplican a los estudiantes en las escuelas charter, ni a los estudiantes en el programa de inmersión en dos idiomas de las escuelas primarias en Glacier Edge y Sugar Creek. Dichos estudiantes no tienen garantía de que se les da la opción de derecho de antiguedad, ya que su asistencia está determinada no solo por la ubicación del estudiante, sino también por la disponibilidad de espacio en el programa para que haya una cantidad equitativa de hispano e anglohablantes en el salón de clase.

Esa disposición llevó al miembro de la junta Carolyn Jahnke a presionar a Laurie Burgos, directora de programas bilingües e equidad educativa, para garantizar que los hermanos en el programa no sean divididos en diferentes escuelas.

Burgos dijo que eso no se puede determinar hasta febrero, cuando hayan recibido todas las solicitudes. Pero ella les dijo a la junta que un “número limitado” de estudiantes de TWI tendrá que cambiar y dijo que planea tener conversaciones sobre la asistencia a la escuela con las familias sobre dónde los estudiantes asistirán para el próximo año.

“Algunas de las familias que se habían extraviado de acuerdo con nuestras pautas anteriores ahora están ubicadas correctamente en las áreas de asistencia, con la excepción de un número muy limitado”, ella dijo.

Email reporter Kimberly Wethal at kimberly.wethal@wcinet.com and follow her on Twitter @kimberly_wethal.